17 de diciembre de 2010

En un día como éste, pero de 1987, John Peers recibe la divina iluminación: “Haz filmaciones de mujeres con tetas grandes y divinas, pero espera… Espera a que las puedan ver todos”