15 de marzo de 2011

 – En un día como hoy, pero hace mucho tiempo, y en una galaxia muy lejana, Darth Vader sigue jugando con el rayito de la Death Star y hace concha otro planetita que andaba dando vueltas cerca de Coruscant. El emperador se pone re pipa y lo declara Sith no grato.